El arte de cocinar contenidos

Paulina Cocina comenzó su canal de recetas simples allá por el año 2009, como un juego. Luego, para el año 2013, empezó a tomarse las cosas más en serio, dándole producción a sus contenidos y enfocándose en distintas redes. Hoy en día, su canal de Youtube cuenta con más de 400 videos subidos y 600K suscriptores; pero lo curioso de su caso, es que Paulina no estudió gastronomía, ni trabajó en una cocina.

Cómo hacer marketing en un entorno de inflación

En muchos países de Latinoamérica, como Argentina, estamos lamentablemente acostumbrados a situaciones económicas cíclicas que afectan de manera profunda la realidad y el comportamiento de la sociedad.

Business Intelligence: ¿Qué técnicas ayudan a tomar mejores decisiones de negocio?

Transformar información en conocimiento con el fin de mejorar el proceso de tomar decisiones en una empresa mediante el uso de ciertas estrategias y herramientas, es el objetivo principal de Business Intelligence (BI). Las soluciones tradicionales de BI hacen uso de la analítica descriptiva ofreciendo así al cliente un informe sobre el pasado. Sin embargo, esta técnica, aunque útil en algunos casos, no informa sobre los eventos del presente, y mucho menos sobre eventos que ocurrirán en el futuro. Aunque el cliente intente tomar decisiones basándose en la descripción del pasado, dicha información no es suficiente como para alcanzar los objetivos de negocio establecidos. Con el fin de minimizar la incertidumbre a la hora de tomar decisiones, se han de considerar otras técnicas avanzadas. La pregunta que emerge es, ¿qué otras técnicas se pueden utilizar, que aplicadas a los datos del cliente, ayuden a éste a maximizar las probabilidades de tomar decisiones óptimas?

GDPR: El apocalipsis ya está aquí (y no era para tanto)

Y por fin llegó el 25 de mayo de 2018, día del presunto apocalipsis; el día en que terminaba la moratoria de aplicación de dos años prevista por el artículo 99 del Reglamento General de Protección de Datos (finalmente acogido por el público en general como “GDPR” ); el día en que, haciendo caso a las agoreras predicciones de algunos, batallones de soldados del ejército de Bruselas, a lomos de sus corceles negros, y enarbolando afiladas espadas y lanzas, cruzarían los Pirineos y arrasarían a su paso cualquier vestigio de comportamiento “non-compliance” con la nueva normativa.

Los falsos influenciadores ¿Cómo detectamos a un influenciador que compra sus audiencias e interacciones?

El marketing de influencia ha sido una industria que ha crecido de manera exponencial en los últimos años. Su crecimiento desproporcionado ha creado un sin número de mitos en torno a los resultados, la efectividad y su conexión con la realidad. Desmitificar todos estos casos se puede lograr, entendiendo que la planeación y acción estratégica debe estar basada en objetivos muy claros, ya sea en el reconocimiento de marca, la amplificación, la transaccionalidad, entre otros. No obstante, estos mitos no han surgido de la nada; están basados en casos reales donde las marcas y agencias han lidiado con resultados ambiguos que no llevan al cumplimiento de los objetivos y muchas veces no cumplen sino un requerimiento de un brief.

La tecnología sólo puede entenderse conectada con los seres humanos

Me considero un amante de la tecnología, sin embargo he tenido que aprender a admitir que la tecnología no es relevante por sí misma, al menos que se entienda en el marco del cambio cultural que genera, cambios en la forma en que las personas se relacionan entre ellas, cambios en la manera en que las personas se relacionan con una marca.

Las relaciones laborales también están cambiando radicalmente gracias a la tecnología, que está propiciando un mundo más transparente, donde ya no se pueden ocultar cosas como supervisiones o intermediaciones ociosas, lo que también implica cambios en los negocios.

Por eso considero que hay una atención mal dirigida sobre la tecnología, que se enfoca demasiado en aspectos técnicos y no sobre los cambios que esta produce. En este contexto, lo que hay que cambiar es el enfoque educativo, dejar de pensar tanto en lo técnico, sino pensar la tecnología en relación con el comportamiento humano.  

El vídeo en el corazón de la inversión del marketing digital

Como si todas las apuestas se terminaran cumpliendo, así es como por primera vez en la inversión en marketing digital logró superar lo hecho en la televisión tradicional por primera vez. A finales del 2017 la cifra invertida en digital llegó a los 209 billones de dólares (41% de la inversión total), frente a los 178 billones hechos en la televisión tradicional.