UX: una palanca que impulsa todo el ciclo de venta

En este nuevo mundo del ecommerce del 2021-2022 se plantea que las empresas deberán asumir las novedades tecnológicas, las conexiones inmersivas y los tratos personalizados basados en la experiencia de usuario para potenciar sus negocios en un mundo competitivo. La dedicación que deba tener el user experience va a variar dependiendo del negocio y el mercado, pero siempre será uno de los pilares, que en conjunto con otras áreas como Analítica y SEO, permitirá optimizar el sitio web para que las visitas se conviertan en ventas. 

El nuevo mundo como siempre tuvo que ser: híbrido

Hace años que respiramos Internet y las barreras entre lo físico y lo digital se han borrado, ya que vivimos nuestras experiencias en una especie “continuidad” entre ambos mundos. Pero recién hoy podemos decir (y lamentablemente por una pandemia) que esa interrelación ha crecido tanto que ha tomado la cualidad de lo híbrido. Va quedando en evidencia que lo físico no es más real ni verdadero que lo digital, pero sobre todo que uno se complementa con el otro creando un nuevo universo. 

Turismo: “Vamos hacia la conexión del cliente con el destino”

El modelo hacia el que migramos será de convivencia en el cuidado mutuo entre las comunidades humanas y el medio-ambiente. Dentro de este paradigma el viaje se convertirá en una actividad vinculada al mantenimiento de redes de afectos y de colaboraciones laborales, culturales y de activismo ciudadano a largo plazo. 

¿Cómo estamos haciendo las compras en Costa Rica?

La encuesta digital que realizamos en Findasense, a 280 personas en el Gran Área Metropolitana (GAM) de San José, Costa Rica, entre los 20 a 50 años, del 15 al 18 de mayo, detectó que un 65% manifiestan que su vida ha cambiado de manera radical.

From human to cyborgs: ¿Cómo la digitalización impactará el mundo off y on del consumidor?

los negocios que pudieron reinventarse se adaptaron a las tecnologías digitales, y gracias a ello han podido mantenerse pese a no obtener los números que conseguían bajo sus modelos de atención tradicionales. Como ejemplo está el caso de China, que mientras su consumo general se contrajo en 25%, las ventas de e-retail aumentaron en 3% en febrero, lo que exhibe una contracción del gasto, pero una migración del shopper a internet.