10/09/2020 -  3 minutos de lectura Por José Ramón López Grañeda

Apenas comenzaba el año cuando la pandemia nos tomó por sorpresa, a todos por igual, empresarios, emprendedores, empleados, independientes. A nivel de empresas, la disrupción ha sido profunda y sobre la aceleración y transformación digital recién estamos viendo la punta del iceberg. 

No son tiempos fáciles, y es bueno reconocerlo, pero también es bueno mirar hacia atrás y analizar lo que fuimos capaces de crear o resolver, para avanzar con mejores herramientas hacia lo que tenemos que hacer mañana. Pero más que las palabras son los hechos los que nos definen como directivos, empresarios, ciudadanos, actores. Aquí una pincelada de lo que hemos hecho durante estos casi 7 meses de pandemia en Findasense.

PUBLICIDAD

 

PUBLICIDAD

  • Ante la llegada de la crisis, soluciones y productividad. Creamos un equipo de pilotaje global al estilo de un critical incident management team, que trabaja en 3 objetivos vertebradores. Perseguir la salud y bienestar de nuestros empleados y sus familias directas, minimizar impactos en los clientes y garantizar la sostenibilidad de la compañía, reinventando la manera en que operamos y la estrategia de venta. Este equipo, además de cumplir sus objetivos, está logrando una mayor visión y cohesión global, acercándonos en nuestros retos comunes, vinculando equipos, en fin, generando nuevas forma de trabajar, crear, resolver problemas.
  • Abriendo la puerta a las oportunidades. La pandemia, la crisis, la aceleración digital abrieron un sin número de nuevos espacios para compartir conocimiento: hemos participado en más de 15 webinars, distribuidos entre España y América Latina. Desde Thinking Heads o la Asociación para el Desarrollo de la Experiencia del Consumidor en España a CXO Forum en Colombia, con temas tan apasionantes como decisivos para nuestra era, como la construcción de una cultura con propósito en las compañías o el análisis de los horizontes de futuro para el consumo y la producción.
  • Más digitales, pero más humanos. Reformulamos y ampliamos nuestra política de Work From Home, con la que logramos la modalidad 100% virtual en todos los países donde operamos, pero también creamos nuevos espacios de encuentro, para atender temas de salud ocupacional, estrés laboral, flexibilidad horaria y todo lo que nuestros empleados necesitan para seguir siendo productivos en el ámbito laboral, sin tener que lamentarlo en lo personal.
  • Siempre innovando. Ya está más que probado, las crisis nos empujan a exigir al máximo nuestra inventiva y creatividad, y nosotros siempre empujamos en ese sentido. Así hemos generado desde pequeñas herramientas de trabajo, como nuestro espacio de reconocimiento inmediato o Quick Feedback, para dar ese reconocimiento espontáneo que el trabajo remoto nos impide comunicar,  a reformular nuestro porfolio de servicios, que sigue evolucionando orgánicamente, a medida que las necesidades  de nuestros entornos y clientes cambian.
  • Dando un poco más. Hemos publicado más de 60 artículos de nuestros propios colaboradores e invitados en nuestros Insights, y lanzamos nuestro estudio “Covid 19 Paper: Futuro del Consumo y la Producción”, cuyo profundo análisis realizado por nuestro equipo global de Business Strategy le otorga vigencia aún hoy, observando escenarios de futuro que coinciden con los que proyectábamos en mayo. Hemos dado la bienvenida a nuevos proyectos y ejecutado grandes campañas con nuestros clientes, como “El Mercado de los Valores Humanos” para nuestro cliente Bankia en España, solo para citar un ejemplo de la empatía y versatilidad con la que se movieron nuestros equipos.

Vivimos una situación compleja, pero la misma está ayudándonos a acelerar nuestra reinvención, visionar el futuro cercano y prepararnos para afrontarlo. Como decía al inicio, es saludable reconocer que estamos haciendo un esfuerzo, pero también recapitular y reconocer que de él estamos reinventando el futuro que necesitaremos para continuar.