13/08/2020 -  2 minutos de lectura Por Paula Chinchilla

“Las especies que sobreviven no son las más fuertes ni las más inteligentes, sino aquellas que se adaptan mejor al cambio” (Charles Darwin, El origen de las especies, capítulo 5)

 La pandemia por el Covid-19 ha dejado una estela de negocios cerrados hasta nuevo aviso, empresas en quiebra y muchos pequeños y medianos productores preguntándose a diario cómo van a sobrevivir mañana… si es que lo hacen hoy.

¿Qué tienen en común las empresas exitosas en tiempos de aceleración digital?

 El Covid-19 también ha desnudado a aquellos que no veían valor alguno en modernizarse y que su negocio no fuera solamente un punto físico, sino también uno digital.

 Según un estudio a nivel latinoamericano, más de 12 mil pequeñas y medianas empresas han sufrido una caída en sus ventas de alrededor del 64%. En países como Costa Rica, por ejemplo, el bajonazo ya sobrepasó el 60%.

PUBLICIDAD

 

PUBLICIDAD

El confinamiento, eso sí, ha traído cifras contundentes de cómo el mundo, y nosotros mismos, hemos tenido que cambiar de la noche a la mañana y adaptarnos a las circunstancias. Si antes no éramos digitales tuvimos que aprender y ¡rápido!:

  • En Brasil subió el 112% la venta de computadoras a inicios de la pandemia, en marzo de 2020, y la venta de insumos de salud se disparó el 124%. 
  • Las ventas online en Chile aumentaron el 119% (fuente: Cámara de Comercio de Santiago).
  • Mientras que en Bogotá, Colombia, el comercio electrónico creció +28% en comparación con las semanas previas al Covid-19 (fuente: Cámara de Comercio Electrónico de Colombia).
  • En México, por su parte, un caso de éxito rotundo es el del supermercado 100% online justo.mx que vio incrementarse sus pedidos el 500%.

No cometa el error de pensar que todos sus usuarios son iguales

 Ante la pandemia, muchas empresas -o especies si parafraseamos a Darwin- supieron reaccionar a tiempo y vieron en el Diseño UX y las plataformas digitales la herramienta que necesitaban para seguir vendiendo con entregas a domicilio, como una excelente opción para sobrevivir; algunas estuvieron preparadas para hacerlo, y hacerlo bien, mientras que otras se lanzaron al agua sin pensarlo y tuvieron que afrontar reprocesos en el camino. 

Hágase estas preguntas para saber si su negocio online puede sobrevivir en el tiempo:

  • ¿Conozco las necesidades actuales de mis usuarios?
  • ¿Cómo manejo los pedidos de mis clientes? ¿Cuánto tiempo me toma entregarlos; puedo optimizar esos tiempos? ¿Mis tiempos de entrega son mejores que los de mi competencia?
  • ¿Qué estoy haciendo si un pedido no era lo esperado por mi cliente o llegó dañado?
  • ¿Mi política de devoluciones es suficientemente clara y detallada para no dejar ningún punto importante sin cubrir, tanto para beneficio de mis clientes como de mi empresa?
  • ¿Mis publicaciones en redes sociales tienen valor más allá de pedir que me compren?, ¿con qué tanta frecuencia estoy publicando?, ¿los materiales que publico son de calidad (fotos, gifs, videos).

¿Estaba su producto digital preparado para la pandemia?, ¿Lo ha puesto a prueba últimamente? ¿Qué tan bien posicionado está su negocio luego de responder las preguntas?