17/04/2020 -  2 minutos de lectura Por Findasense

Las noticias en torno a los fallos de seguridad en Zoom encendieron las alarmas sobre la seguridad en muchas de empresas.

Filtraciones de mails, invasión de la privacidad con los llamados Zoombombing”, es decir, troles que se metían a las reuniones de video de las personas y otros fallos se hicieron visibles tras la eclosión de usuarios utilizando la plataforma, que pasó de 10 millones a 200 millones entre diciembre y marzo.

En Findasense llevamos años trabajando con Zoom, y siempre seguimos de cerca, junto a nuestros equipos de IT & Legal, los cambios tecnológicos y las normativas legales, tanto de este tipo de herramientas como de todo el ámbito digital.

PUBLICIDAD

 

PUBLICIDAD

Si bien nunca hemos tenido un problema de seguridad con Zoom, es razonable pensar que la plataforma se haya visto excedida o no haya alcanzado a realizar las debidas actualizaciones, para adecuarse al nuevo volumen de usuarios, y a los estándares de seguridad cada vez más estrictos que este hecho requiere.

Lo cierto es que hoy Zoom no es más segura ni insegura que otras plataformas, pero hay algunos detalles que consideramos importantes para el buen uso de esta y otras herramientas para videoconferencias:

  • Mantener la plataforma con las últimas actualizaciones es sumamente importante, ya que estos fallos van siendo resueltos sobre la marcha.
  • Recordar que no hay comunicación más segura que una conversación presencial. Nunca el uso de una herramienta de videoconferencia va a conllevar el mismo grado de seguridad.
  • Teniendo en cuenta lo anterior, es importante hacer un uso prudente de la plataforma: no dar acceso libre a personal externo a la compañía (sino con el uso de contraseña), y no utilizar en ningún caso la nube de zoom para subir grabaciones o documentos sensibles o de carácter confidencial.
  • Función «Bloquear Reunión». Complementario al punto anterior, recomendamos el uso de esta funcionalidad adicional al uso de la contraseña para la videoconferencia. Una vez todos los invitados están en la reunión, el host puede bloquear que haya más accesos
  • Entender que la aceleración de la transformación digital traerá códigos y normativas de seguridad más estrictos para estas y otras plataformas que mejorarán paulatinamente, sin que ello quiera decir que las que utilizamos ahora sean inseguras o inadecuadas.
  • Mantenernos informados sobre los riesgos que conlleva utilizar herramientas digitales de comunicación es nuestra responsabilidad.

Es conveniente recordar, que cualquier plataforma de videoconferencia será siempre menos segura que una conversación verbal. Eso parece obvio pero quizá sea bueno remarcar, porque puede ser una de las razones de la polémica que se plantea en estos días.

Al día de hoy, Zoom es tan segura como cualquier plataforma similar, ya que después de los fallos la compañía trabajó fuertemente en sus estándares de seguridad, con recientes actualizaciones, que ahora sí cumplen con todas las normas requeridas.

Zoom no es 100% segura, como ninguna otra plataforma lo es. Ni siquiera la más segura que podamos encontrar en el mercado, entendiendo la ecuación seguridad/agilidad/accesibilidad que presenta la plataforma.