11/05/2020 -  3 minutos de lectura Por Laura Di Prisco

 “Finda 360° ” es como llamamos nuestro método de evaluación integral, que se basa en las relaciones que tienen los Findasensers dentro del ecosistema de trabajo, para evaluar periódicamente una serie de actitudes definidas de acuerdo a nuestro modelo de cultura de innovación, en el marco de un espacio de comunicación transparente y feedback constructivo.

La importancia de construir una cultura transparente, ahora que tenemos que estar separados

 Concretamente, este feedback está basado en tres valores pilares de nuestra cultura y ADN EPIC que son: la competitividad asociada a la producción, la colaboración que apunta a mejorar la calidad y la conexión que nos invita a la innovación. Cada uno de estos valores, se componen a su vez en atributos, que representan patrones de comportamiento y actitudes que cada persona demuestra  al desempeñar sus labores como la responsabilidad, la inclusión, la adaptabilidad, la empatía, la capacidad de aprendizaje y creatividad, entre otros.

PUBLICIDAD

 

PUBLICIDAD

¿Cómo lo hacemos?

Una de las virtudes de nuestro método de evaluación 360° es que es 100% digital, por medio de nuestra plataforma de gestión de recursos humanos Cake HR. Allí mismo, cada colaborador hace su auto-evaluación y selecciona a sus líderes y pares en diversos proyectos para obtener el feedback.

Este proceso, digital, individual y colectivo a la vez, concluye en un encuentro o sesión de reflexión posterior, que suele hacerse con un líder de equipo, donde se identifican los puntos comunes entre las personas que nos evalúan. Allí podemos observar los feedbacks que se repiten, tanto en lo que debemos mejorar como en lo que somos fuertes, consolidando una serie de insights, que servirán de  insumo para los planes de desarrollo personal y profesional.

¿Para qué nos sirve?

Como resultado de esta proceso de retroalimentación, nuestro “Finda 360° ” nos da un promedio de calificación del ecosistema y un resumen del  feedback colectivo entre líderes, compañeros de equipo y compañeros de proyectos respecto a los atributos y valores establecidos. De este modo:

  • Nos permite comparar entre cómo nos percibimos nosotros mismos  y cómo nos perciben las personas nuestro entorno inmediato de trabajo. 
  • Impulsamos una cultura de feedback transparente al establecer un clima de confianza entre los compañeros y dentro de los distintos sistemas y proyectos de los que formamos parte.
  • Nos ayuda a darnos cuenta de nuestras áreas de mejora, pero también de descubrir fortalezas que desconocíamos, pudiendo entonces crear planes de desarrollo y crecimiento mucho más alineados con nuestras necesidades individuales y las del equipo u organización.
  • Nos motiva a colaborar multidisciplinariamente, al poder ser evaluados por compañeros de distintas áreas o proyectos diversos en los que colaboramos, nos invita a generar interacciones en entornos cada vez más diversos.
  • Buscamos ampliar nuestras áreas de influencia y expandir nuestro aporte de valor en la organización.
  • Al hacerlo de manera recurrente, nos muestra la evolución que vamos teniendo en el tiempo, versus a una única evaluación anual que puede verse sesgada por los hechos más recientes.
  • No solo reconoce el ir «hacia arriba» típico de una evaluación por puntaje anual, sino que nos permite ver el patrón y la constancia que puede lograr una persona en mantener un impacto positivo en su entorno
  • No sólo nos da una valoración numérica, sino reflexiones de los feedback clasificados por los atributos  medidos.