01/10/2020 -  2 minutos de lectura Por María Emilia Reta

Si algo nos ha enseñado esta pandemia es que nuestra realidad puede cambiar en un abrir y cerrar de ojos. Por eso, para transitar esta “nueva normalidad” necesitamos hoy más que nunca de las llamadas habilidades blandas o soft skills, que, sin lugar a dudas, se han convertido en las protagonistas en el contexto actual.

Las soft skills son aquellas cualidades personales que están relacionadas con la perspectiva emocional y social. Son habilidades que se pueden aprender y adquirir en nuestra vida diaria y forman parte de la trayectoria social de cada persona como trabajador. 

PUBLICIDAD

 

PUBLICIDAD

La capacidad de resolver problemas, las capacidades analíticas o de investigación, la empatía y la comunicación efectiva con las personas, la capacidad de dirigir equipos, la persuasión, la creatividad, la inteligencia emocional, son algunas de las habilidades que encabezan la lista de soft skills.

¿Cómo hacer de cada empleado un líder innovador?

Hace poco leía un artículo de Harvard Business Review, el cual sugiere justamente que la transformación digital se trata más del talento humano que de la tecnología: “En nuestra opinión, la mejor manera de hacer que su organización sea más digital es invertir selectivamente en aquellos que son más adaptables, curiosos y flexibles en primer lugar”.

Y es justamente lo que está pasando, las compañías ya se han dado cuenta, a la fuerza, de la importancia que tienen estas habilidades. Los profesionales de HR entendemos que en el escenario actual las soft skills son fundamentales para decidir con qué perfil avanzar en un proceso de selección. Se busca un nuevo perfil de liderazgo resiliente, capaz de gestionar la incertidumbre, así como con equipos en remoto, y lidiar con los miedos, la frustración y las emociones derivadas de las situaciones de crisis.

Desarrollar estas competencias blandas o soft skills es una inversión a futuro, puesto que estas habilidades se han vuelto imprescindibles en cualquier puesto de trabajo. Según Daniel Goleman, psicólogo, periodista y autor del clásico “Emotional Intelligence”, el 75% del éxito en nuestro trabajo a largo plazo tiene más que ver con las habilidades blandas  que con la capacidad técnica o coeficiente intelectual. 

Seguimos transitando días intensos, llenos de cambios y de reflexión, por ello te recomiendo poner el foco en trabajar en el fortalecimiento de estas habilidades. ¿Has pensado en desarrollar alguna de ellas?