13/03/2020 -  3 minutos de lectura Por Rafael Tamames

Para nosotros, hace años ya era un hecho que la tecnología nos daba herramientas más que suficientes para hacer teletrabajo.

 Sin embargo, en Findasense también sabíamos y sabemos que el contacto humano es importante para la creatividad, la cohesión de los equipos y la resolución de problemas, por lo que antes de pensar en el teletrabajo en sí comenzamos a transformar nuestra cultura de trabajo.

En palabras de nuestra Global Culture & People Happiness Lead Laura Di Prisco, comenzamos por cultivar una cultura organizacional transparente, autogestionada y centrada en las personas, impulsadas por sus propios propósitos y objetivos”.

Esta independencia y autogestión, posibilitó en 2019 un promedio global de dos días de work from home por semana, de nuestros casi 300 colaboradores de todas partes del mundo.

PUBLICIDAD

 

PUBLICIDAD

¿Cómo lo hicimos? ¿que aprendimos?

Hacerlo con gradualidad. Empezamos como pequeñas pruebas piloto, en distintas oficinas y partes del mundo, donde se podían teletrabajar un día a la semana mediando una razón para hacerlo. Esta razón debía ser coherente con una necesidad de movilidad, agenda o dinámica familiar o personal. De esta manera fuimos posibilitando que el teletrabajo se filtrara como una práctica orgánica, no forzada o estructurada en un calendario, sino funcional a las necesidades de las personas

Atender a la medición. Comenzamos a medir la performance de nuestros trabajadores, utilizando herramientas de gestión de proyectos online. Estos nos solo nos ayudó en el teletrabajo en particular, sino en toda la gestión del trabajo de la empresa, unificando criterios y procesos de trabajo, que muchas veces variaba, por países, clientes o proyectos. Finalmente, estemos sentados en la oficina o nuestra casa, tenemos un objetivo y unas tareas por resolver y debemos ser capaces de saber qué tan efectivos somos para hacerlo.

Tomar Feedback. Empezamos a consultar cuáles eran los beneficios y dificultades que nuestros colaboradores encontraban trabajando desde su casa. Esto nos ayudó a entender la cuota de teletrabajo que nuestra compañía necesitaba. Entender que para un creativo era importante pelotear una idea en la oficina, fue igualmente importante que saber lo que significa teletrabajar algunos días de la semana, para alguien que vive en un sitio distante en una ciudad de alto transito, me contaba Laura Di Prisco.

Generar una política. A partir de esto datos generamos una política, que indica que puedes tomar todo el work from home que desees, pero manteniendo un mínimo de presencialidad de dos días a la semana. Esto si no media ninguna circunstancia de presencialidad que le obligue estar en la oficina. Esta política añadió la posibilidad de trabajar desde oficinas de otras partes del mundo, con una solicitud especial, en caso de querer trasladarse por algún tiempo a otra ciudad.

Mantener la libertad de decidir. Nadie está obligado a hacer work from home en nuestra compañía, incluso, muchos findasensers casi nunca toman trabajo desde la casa, y este un aspecto no menor, que le da todo el sentido a la política. Es una posibilidad para organizar tu trabajo y tu vida, si funciona para ti y para tu proyecto tomarla, le servirá a la compañía.Invertir en tecnología.  Desde que iniciamos esta compañía, todos los trabajadores tienen un computador portátil. De ahí hacia adelante hemos incorporado todo tipo de herramientas de gestión del trabajo y la comunicación que dan soporte a los trabajadores. Invertir en tecnología es fundamental, no solo para el teletrabajo, sino para el desarrollo de cualquier compañía.