8 hábitos para gestionar tu tiempo de trabajo

El trabajo remoto nos ha hecho “ganar tiempo” considerando que ya no los gastamos en el camino casa-trabajo, en las reuniones de un lugar diferente a nuestra oficina, en el café y charlas de pasillo con los compañeros, etc. Por lo cual se consideraría que somos más eficientes. Pero trabajar desde casa hace que tengamos que autogestionar mucho mejor nuestro tiempo. Nuevas distracciones, el aumento de videollamadas y la ilusión de que podemos hacer más de una tarea al mismo tiempo nos llevan a dinámicas de trabajo que no solo pueden socavar nuestros niveles de calidad y productividad en el trabajo, también afectar nuestro equilibrio vida-trabajo.

Esta reunión podría haber sido un mail, y otras cosas que el COVID-19 nos enseña sobre el trabajo

Los afortunados que podemos seguir trabajando desde casa tenemos ahora la oportunidad de adquirir nuevos hábitos para aprovechar más nuestro tiempo. Hay muchas calls en Zoom, Teams, Skype, Hangout, Webex, Meets, que son innecesarias, y sería más productivo si nos comunicáramos a través de una simple llamada telefónica, un correo electrónico, un hilo en Slack o un documento compartido.

Recalculando: ¿Cómo adaptar la cultura organizacional a los tiempos que corren?

Hoy las organizaciones con silos funcionales, estructuras jerárquicas descendentes y procesos formales rutinarios sofocan su capacidad de respuesta ante un mercado dinámico y cambiante. Esto nos ha llevado a construir organizaciones más abiertas, con procesos de autogestión que ayuden a convertir las capacidades individuales en conocimiento colectivo; una evolución hacia el llamado entorno VICA (volátil, incierto, complejo, ambiguo), donde actualmente vivimos, desarrollamos negocios y nos relacionamos con clientes, proveedores y la comunidad.