El nuevo mundo como siempre tuvo que ser: híbrido

Hace años que respiramos Internet y las barreras entre lo físico y lo digital se han borrado, ya que vivimos nuestras experiencias en una especie “continuidad” entre ambos mundos. Pero recién hoy podemos decir (y lamentablemente por una pandemia) que esa interrelación ha crecido tanto que ha tomado la cualidad de lo híbrido. Va quedando en evidencia que lo físico no es más real ni verdadero que lo digital, pero sobre todo que uno se complementa con el otro creando un nuevo universo.