Pensar en personas, no en consumidores

El giro del customer centric al people centricity está fuertemente influenciado por el nuevo contexto sociotecnológico. Como humanos queremos seguir estando conectados a lo que nos importa, sentir cosas, compartirlas.