29/01/2021 -  2 minutos de lectura Por Borja Moreno Garrido

Desde hace años, los dispositivos móviles se han convertido en nuestro mejor aliado. Cada día salen nuevas herramientas y apps que nos permiten realizar cualquier tipo de actividad digital, desde disfrutar nuestras series favoritas a hablar con nuestros seres queridos, leer el último best seller o ejercitarse fuera de un gimnasio. Todo ello unido a la mejora constante de las telecomunicaciones, hacen de nuestros celulares la mayor fuente de consumo de contenidos digitales en todo momento del día.

 Debido a esto, muchas networks de plataformas digitales han dado un paso adelante en nombrarse “mobile first” para centrar sus procesos de mejora y captación de datos, desarrollo tecnológico y cambios de diseño. Por ello, nuestras estrategias de comunicación requieren cada día más volumen de anuncios y mensajes adaptados a la palma de nuestra mano, y no sólo en redes sociales, si no también en el resto de apps y webs en las que pasamos el 70% de nuestro tiempo digital.

PUBLICIDAD

 

PUBLICIDAD

Ante esta situación, se hace esencial medir correctamente el desempeño de nuestras campañas en celulares, y por ello es vital contar con un proceso correcto de etiquetado y pixelado. Y en este tema, se presenta un cambio radical que va a marcar los próximos meses. El reforzamiento del App Tracking Transparency por parte de Apple, mediante el cual obliga a todas las apps en su tienda a mostrar un disclaimer sobre los permisos de seguimiento.

 ¿Cómo impactará esto en las estrategias de comunicación de las marcas?. A medida que más personas inhabiliten este seguimiento, nuestras campañas en redes sociales se verán afectadas en sus resultados finales. A nivel regional (Centroamérica y el Caribe), los usuarios se reparten en un 90-10 para Android, lo que podría representar en una caída en los resultados de los informes de eventos de conversión en las campañas del Facebook Network para apps o para optimizaciones dirigidas a estos dispositivos en una cantidad aproximada de un 10%, dependiendo del país.

 Además refuerza el papel esencial de nuestros equipos de Intelligence para realizar los cambios a nivel de SDK y píxeles para no perder trazabilidad digital. Esta pérdida de datos en analítica web necesitará de nuevas actualizaciones y revisiones con detalle. Esto unido a la próxima implementación del nuevo Ad Limit Per Page en la red de redes, nos empuja a ser mucho más precisos en lo que buscamos con nuestras campañas de Social Media y cómo medimos.

Vamos directo a un futuro de estrategias de marketing hipersegmentadas y leads cualificados, que nos permitan analizar las necesidades de cada segmento, para acercarnos de manera mucho más eficiente y certera, y mejorar los ratios de transformación. Así, nos acercaremos cada vez más al manejo personalizado de nuestras audiencias y mensajes, buscando esos micromomentos de consumo en los que no sólo seamos más efectivos, si no también en los que podamos medir correctamente nuestros resultados como base de entendimiento para la toma de decisiones.