27/06/2019 -  2 minutos de lectura Por Paula Chinchilla

Circuito Interlagos, año 2007. Las máquinas rugen en cada vuelta mientras el asfalto ardiente es testigo de la última carrera del año, el Gran Premio de Fórmula 1 de Brasil.

Lewis Hamilton, el gran favorito, solo necesita el quinto lugar para ser campeón, pero en la vuelta ocho algo inesperado ocurre: el monoplaza del inglés pierde toda su potencia. Desesperado, Lewis intenta acelerar sin éxito; segundos valiosos pasan y nada, mientras impotente ve cómo sus rivales lo adelantan sin misericordia.

Hamilton reinicia su monoplaza pero ya es muy tarde, termina en séptimo lugar y pierde el campeonato por ¡1 punto!.

¿Un problema eléctrico?, ¿la transmisión?, ¿qué pasó? McLaren-Mercedes nunca lo aclaró 100%, pero la leyenda urbana cuenta que Hamilton apretó el botón “limitador de velocidad en pit-lane” y ocasionó un reset involuntario de su coche. El botón se ubicaba arriba a la izquierda, cerca del alcance del pulgar de Hamilton.

Diseñar buenas experiencias = evitar errores

Para ojos externos, el volante de F1 es sinónimo de complejidad, pero no para los pilotos que ya lo conocen de memoria. En el caso de Hamilton, su volante se volvió contra él y lo hizo sufrir una muy mala experiencia como usuario.

¿Le habrán consultado alguna vez sobre su experiencia con el volante, si cambiaría algo, si eliminaría botones o los colocaría en otras posiciones?

PUBLICIDAD

 

PUBLICIDAD

McLaren-Mercedes entendió a la brava cómo el UX Design, User Experience o Diseño de experiencias de usuario debe ser prioridad en todo lo que haga. Al año siguiente, corrigió su error de diseño y colocó el botón en otro lugar. Muy tarde.

El UX le hace la vida fácil a los usuarios:

  • Detecta sus necesidades.
  • Analiza sus dolores con productos, servicios o plataformas web.
  • Pero, sobre todo, les ¡PREVIENE! errores.

El UX Design va calando fuerte en las empresas a nivel mundial y tiene que ver con todo relacionado con la interacción de un usuario con un producto, servicio o plataforma web (página web, app, landing, newsletter, micrositio, etc.), resultando en una experiencia positiva con dicho producto y en el aumento de leads y ventas para la empresa.

Para 2020 la experiencia de usuario se sobrepondrá al precio y al producto como elemento diferenciador de la marca, de ahí la importancia de que su compañía, sin importar su nicho de negocio, le dé al UX la relevancia que merece, no solo para incrementar sus ventas, si no para que sus usuarios se sientan identificados con su marca.

¿Usted, ya aplica UX en su negocio?