29/05/2019 -  2 minutos de lectura Por Gustavo Behrens

Tradicionalmente se ha usado el social listening para monitorear crisis, ajustar planes de contenidos, estrategias y campaña de comunicación. Pero ¿qué pasa si las utilizamos directamente para obtener insumos de nuestro negocio?. Aquí algunas claves para aprovechar esta metodología al máximo.

Más allá del branding: ¿Cómo el social listening puede aportar al negocio? 

1. Del listening al viewing
Día tras día surgen nuevas tecnología que potencian las escuchas al otorgar la posibilidad al investigador de no solo recopilar texto y conversaciones, sino también aplicar softwares de inteligencia que permiten reconocer patrones y estilos de imágenes.

2. El análisis humano como filtro de lo automatizado
La automatización es clave para acelerar el proceso y fiabilidad de las escuchas, sin embargo la interpretación humana continúa siendo necesaria para darle sentido a la data, en especial para conectar con el siguiente punto de esta lista.

3. La efectividad de hacer las preguntas correctas
Como en cualquier investigación, la clave de la utilidad de los resultados es la definición de los objetivos de esta: ¿qué tal si desde el principio construimos escuchas que tengan como objetivo identificar posibles nuevas líneas de negocios?

PUBLICIDAD

 

PUBLICIDAD

4. La data social puede dejar atrás problemas de otras metodologías
Uno de los principales rivales de metodologías de investigación tradicional como Focus Groups o encuestas online es que en muchos de los casos los sujetos están predispuestos por formar parte de una investigación, por lo cual opiniones, realidades de consumo y preferencias pueden verse sesgadas por la idea de “esto es lo que debería responder”. En el caso de las escuchas, la conversación generalmente fluye de forma natural y sin filtros, lo cual permite hacer hallazgos fuera de lo evidente.

Con información de WARC.com: https://www.warc.com/content/article/bestprac/what_we_know_about_social_listening_and_real_time_research/109054